RT: La Fiscalía solicita 30 años de cárcel en un caso que también alcanza al partido fujimorista Fuerza Popular, imputado por presuntos aportes ilícitos en campañas electorales.

El Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Superior Nacional de Perú terminó este miércoles, tras un año y nueve meses, las audiencias de control de acusación contra la excandidata presidencial, Keiko Fujimori, con una nueva orden de impedimento de salida.

El juez Víctor Zúñiga dispuso que Fujimori, su exesposo Mark Vito y otros seis dirigentes del partido Fuerza Popular, no puedan salir del país por 36 meses, de cara al próximo juicio público contra ellos por el presunto delito de lavado de activos.

Esta es una medida que había sido solicitada por el equipo especial del caso ‘Lava Jato’ de la Fiscalía de la Nación, que investiga en Perú todo lo abocado al caso Odebrecht, para garantizar la presencia de Fujimori en la fase final del proceso.

Tanto la excongresista como el resto de imputados tendrán que comparecer cada 30 días al registro de control biométrico para registrar su huella e informar al juzgado de sus actividades, según reportó el diario local La República.

El equipo especial Lava Jato pide 30 años de cárcel para la hija del expresidente Alberto Fujimori, quien cumple una condena de 25 años de prisión por homicidio calificado, secuestro agravado y lesiones graves.

Entretanto, Zúñiga denegó la demanda del Ministerio Público de imponer vigilancia judicial a Fuerza Popular por los próximos tres años. La agrupación fujimorista está acusada de presuntos aportes ilícitos en campañas electorales.

Por Mersales