POR: BBC MUNDO

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, le pidió a un juez que paralice una investigación del Departamento de Justicia sobre los archivos incautados hace unas semanas de su casa durante un registro del FBI.

En una demanda, el equipo legal de Trump pidió que se nombrara un abogado independiente para supervisar los documentos que los agentes sacaron de Mar-a-Lago en Florida este mes.

Once conjuntos de archivos clasificados fueron requisados de la residencia de Trump el 8 de agosto, según el FBI.

Trump está siendo investigado por posible mal manejo de documentos clasificados de su época como presidente.

El lunes, sus abogados pidieron que se nombre a un tercero como perito para determinar si los archivos incautados están cubiertos por el privilegio ejecutivo, que permite a los presidentes retener ciertas comunicaciones.

Los peritos especiales normalmente se designan en casos penales en los que existe la preocupación de que algunas pruebas puedan estar protegidas por el privilegio abogado-cliente u otras protecciones que podrían hacerlas inadmisibles en los tribunales.

«No es razonable permitir que el equipo de la fiscalía revise los documentos sin garantías significativas», argumenta la demanda de 27 páginas.

«Aparte de devolver los artículos incautados… solo una revisión neutral por parte de un perito especial puede proteger el ‘gran interés público’ en la preservación de ‘la confidencialidad de las conversaciones que tienen lugar en el desempeño de los deberes oficiales del presidente'».

Por Mersales

Deja un comentario