Gabriela Zequeira tiene 17 años, estudia contabilidad y fue detenida el 11 de julio en La Habana.

BBC MUNDO

Una adolescente de 17 años condenada a ocho meses de prisión por las recientes protestas contra el gobierno en Cuba fue pasada a régimen de reclusión domiciliaria, informó su madre a BBC Mundo.

Gabriela Zequeira regresó a su casa en la madrugada de este domingo, menos de tres días después de ser juzgada de forma sumaria y enviada a la cárcel por «desorden público», señaló su madre, Yoanis Hernández, sin saber los motivos del cambio.

«Cuando ella llegó (a su casa), llegó llorando, estaba triste y nos abrazó. Pero ella está bien», relató Hernández, quien asegura que su hija fue detenida en La Habana cuando iba a una peluquería y se acercó a una de las manifestaciones del 11 de julio.

Agregó que antes de ser juzgada, Zequeira fue trasladada a la prisión de «100 y Aldabó», donde recibió «maltrato, pero psicológico», con música a volumen alto en su celda y frecuentes interrogatorios sobre su participación en las protestas.

La levantaban a cualquier hora, no se sabía si era de día o si era de noche», indicó. «Le preguntaban lo mismo, le sacaban fotos de las personas y le decían: ‘¿Tú las conoces? ¿Tú estuviste ahí y tiraste piedras?’ Y ella decía que no».

Saltar Quizás también te interese y continuar leyendo

Por Mersales

Deja un comentario