La decisión es resultado de la Ley de Mercados Digitales de la Unión Europea, que exigirá a las empresas de tecnología poner fin a «las prácticas desleales» que impiden que los desarrolladores externos ofrezcan sus productos y servicios a los consumidores.

Apple accederá finalmente a que los usuarios europeos puedan descargar aplicaciones de terceros en sus dispositivos iPhone y iPad sin recurrir a su tienda App Store, informó este martes Bloomberg, que cita fuentes familiarizadas con el asunto.

De acuerdo con el medio, la medida responde a los requisitos establecidos en la recién promulgada Ley de Mercados Digitales de la Unión Europea (LMD), que fue aprobada el pasado mes de marzo por el Parlamento Europeo con el propósito de poner fin a «las prácticas desleales» de aquellas compañías tecnológicas que impiden que los desarrolladores externos ofrezcan sus productos y servicios a los consumidores.

La nueva normativa contempla que las empresas permitan la instalación de aplicaciones desarrolladas por terceros, además de asegurar que los usuarios tengan la facilidad de hacer cambiar sin complicaciones la configuración predeterminada de sus dispositivos. Los requerimientos estipulados en la LMD deberán cumplirse a más tardar en 2024.

A pesar de que Apple espera tener listos esos cambios para el próximo año, como parte de una actualización de su sistema operativo iOS 17, aún está analizando si debe obedecer una regla que permitirá a los desarrolladores independientes recurrir a sistemas de pago de terceros dentro de sus aplicaciones. De ser así, los usuarios podrían realizar operaciones monetarias sin involucrar a Apple.

En cuestiones de seguridad, la empresa que actualmente dirige Tim Cook está considerando ciertas condiciones para protegerse contra aplicaciones no seguras, incluso si estas se distribuyen fuera de su tienda. Esto exigirá a Apple verificar el ‘software’ desarrollado por terceros, labor por la cual considera la empresa que debe cobrar una tarifa.

La compañía asegura estar trabajando también para abrir más interfaces de programación de sus aplicaciones (API, por sus siglas en inglés), lo que permitirá que las aplicaciones externas puedan interactuar con el dispositivo y con las funciones centrales del sistema de Apple.

Asimismo está analizando si abrir, al menos de manera limitada, otras funciones que incluyen tecnologías relacionadas con la cámara, así como con el circuito electrónico de campo cercano (NFC, por sus siglas en inglés). Hasta el momento, la aplicación Wallet de Apple solo se puede manejar con la tecnología NFC.

Pese a que estos cambios solo serán aplicados en territorio europeo, ya algunos Gobiernos de otros países abogan por legislaciones similares.

Por Mersales

Deja un comentario