LA VERDAD MILITAR TRAS LAS MISIONES MÉDICAS DE CUBA EN MÉXICO

Anuncios


Este jueves Prisoners Defenders ha denunciado en rueda de prensa desde Ciudad de México, la contratación de médicos cubanos en condiciones de esclavitud en México que viene teniendo lugar desde abril de 2020, en base a un Informe de investigación basado en más de una decena de testimonios de colaboradores cubanos del sector salud en dicho país, una gestión personal del presidente Andrés Manuel López Obrador con Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel.

El informe arroja resultados alarmantes. La totalidad de los médicos cubanos entraron en el país en aviones militares y no pasaron los servicios de inmigración de México, entrando por aeropuertos militares.

La investigación también muestra cómo los colaboradores que trabajaron en México eran médicos de familia y enfermeros que no tenían experiencia en el tratamiento del Covid, que recibieron un curso de 3 días sobre esta enfermedad y adiestramiento de 5 días en las labores de intensivistas con instrumental obsoleto, en un fraude a gran escala que ha venido poniendo en riesgo la salud de los pacientes. Al tiempo, las credenciales médicas de los médicos y enfermeros jamás pudieron ser corroboradas pues no fueron homologadas por los Colegios Profesionales y entidades de la salud de México. Los médicos y enfermeros viajaron sin títulos ni credenciales profesionales y se basó en la creencia de que Cuba enviaría a profesionales preparados, que demostraron no tener experiencia alguna para las labores que se les encomendaron.

El actual contingente, que se compondrá de al menos 610 médicos que se están desplegando por el país está compuesto en su totalidad por militares. Aunque presuntamente son médicos, ninguno de ellos serían verdaderos especialistas, sino médicos de familia que serían asignados a especialidades sin tener las correspondientes carreras, con cursos acelerados de especialidad de apenas unos días.

Ya en mayo, también desde México, la ONG denunció el tráfico de personas, la esclavitud y separación forzosa familiar de los médicos de Cuba, evento que tuvo que ser trasladado en el último momento, al ser suspendida la reserva en el Museo Memoria y Tolerancia, dependiente económicamente de la Presidencia del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que exigió la cancelación de la rueda de prensa por ser contrario a los intereses del Presidente.

Javier Larrondo, presidente de Prisoners Defenders, aseguró en la rueda de prensa que el gobierno de México no sólo permite sino que fomenta la esclavitud, pone en riesgo la Seguridad Nacional, al ser el contingente preseleccionado militares cuyas credenciales médicas no estarían suficientemente verificadas, y viola varios artículos clave del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). El acuerdo con Cuba, que se justifica por una supuesta carencia de médicos especialistas en el país, además, carecería de sentido pues todos los 610 médicos preseleccionados y que están llegando a México son médicos de familia que forman en días y asigna el régimen de Cuba a especialidades, sin ser especialistas.

Prisoners Defenders mostró parte del testimonio de uno de los colaboradores que estuvo trabajando en México, explicativo del fraude cometido contra la salud pública de México.

Beatriz Pagés afirmó que la presencia encubierta de agentes militares extranjeros viola la soberanía que establece la Constitución y pone en riesgo la seguridad nacional e indicó que los médicos cubanos en México tienen una misión más política y militar, que sanitaria, y el verdadero propósito podría ser el desarrollo de labores de adoctrinamiento.

Pagés consideró que la llegada de militares encubiertos como médicos echa por tierra la versión oficial de que fueron contratados por la falta de especialistas nacionales y que transparenta la intención autoritaria de asegurar el triunfo en el año 2024.

Ricardo Pascoe, ex diputado y diplomático mexicano, destacó que el presidente Andrés Manuel López Obrador viajó a Cuba acompañado por sus secretarios de Defensa y Marina, quienes deben dar una explicación sobre los acuerdos alcanzados con el régimen de la Isla; igualmente afirmó que el gobierno mexicano avanza hacia la militarización y que el argumento de la seguridad nacional es el ariete.

Desirée Navarro apuntó que hay una crisis de seguridad nacional en el país, ya que entran militares en México de los que no se tiene constancia documental, “hoy necesitamos que el mundo entero sepa lo que ocurre en nuestro país”, afirmó.

Navarro señaló que el trabajo forzoso, la trata de personas y la explotación laboral constituye una forma contemporánea de esclavitud de acuerdo a la Declaración Universal de los Derechos Humanos y del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, además de violar los Convenios número 29 y 105 de la OIT sobre el trabajo fozoso y la ley general para prevenir la trata de personas. Aseguró que el gobierno mexicano ha pagado un total de 255 millones de pesos mientras que a los médicos mexicanos se les paga en promedio 17.000 pesos mensuales, lo que Navarro consideró como “un financiamiento ilegal y descarado a la dictadura.

Vía online, intervinieron Dita Charanzova, vicepresidenta del Parlamento Europeo,  y Javier Nart, vicepresidente de la delegación de Centroamérica y Cuba del Parlamento Europeo.

El evento, conducido por Marietto Ponce (activista, Sociedad Civil, México) contó con la participación de Javier Larrondo, presidente de Prisoners Defenders; Ricardo Pascoe, diplomático y político mexicano; Beatriz Pagés, periodista y ex Diputada del Congreso de la Unión de México; Desirée Navarro, periodista, novelista, política y activista de derechos sociales y Emiliano Robles Gómez Mont, socio abogado de Moreno Villanueva, Robles Gómez Mont y Asociados.

Salir de la versión móvil