La OTAN condena la “crueldad espantosa” de Rusia en Ucrania

Anuncios

MADRID.- Los líderes de los 30 países de la OTAN lanzaron formalmente el proceso de adhesión de Finlandia y Suecia, afirma la declaración de la cumbre que celebra en Madrid, difundida este miércoles.

“Hoy, hemos decidido invitar a Finlandia y Suecia a convertirse en miembros” de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), “y acordamos firmar los Protocolos de Acceso”, afirma la declaración final de la cumbre de Madrid, que concluirá el jueves.

Los líderes también condenaron el miércoles la “espantosa crueldad” de Rusia en Ucrania y prometieron más apoyo a Kiev mientras enfrenta el ataque de Moscú.

“La crueldad espantosa de Rusia ha causado un inmenso sufrimiento humano”, acusaron los jefes de Estado y de Gobierno, asegurando que Moscú “carga con toda la responsabilidad de esta catástrofe humanitaria”.

En su nuevo Concepto Estratégico, su conjunto de prioridades y objetivos de una vez por década, los líderes de la OTAN señalaron a Rusia como la “más significativa y directa amenaza” para la seguridad de los aliados y la paz y la estabilidad en el área euroatlántica.

En ese marco, también afirmaron que China y sus “ambiciones declaradas y políticas coercitivas” suponen un desafío para los países de la OTAN.

“Las ambiciones declaradas y las políticas coercitivas de la República Popular China desafían nuestros intereses, seguridad y valores”, sostiene el Concepto Estratégico.

Los líderes de la OTAN aprobaron además un paquete integral de apoyo a Ucrania para que se defienda de la agresión rusa, que prevé a largo plazo mejorar su operatividad militar y dejar atrás los equipos de la era soviética.

Pero el presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, reprendió a la OTAN por no abrazar más plenamente a su asediado país y pidió más armas para derrotar a las fuerzas de Moscú.

La invasión de Rusia a su vecino destrozó la paz de Europa, obligó a la OTAN a enviar tropas y armas a Europa del Este en una escala no vista desde la Guerra Fría, y se dispuso a darle a la organización de defensa dos nuevos miembros en Suecia y Finlandia.

“La guerra del presidente (Vladimir) Putin contra Ucrania ha hecho añicos la paz en Europa y ha creado la mayor crisis de seguridad en Europa desde la Segunda Guerra Mundial”, advirtió el secretario general Jens Stoltenberg.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, cuyo país proporciona la mayor parte del poder militar de la OTAN, prometió que la cumbre de Madrid enviaría “un mensaje inequívoco… de que la OTAN es fuerte y unida”.

“Estamos intensificando. Estamos demostrando que la OTAN es más necesaria ahora que nunca”, dijo Biden. Anunció un gran impulso en la presencia militar de Estados Unidos en Europa, incluida una base estadounidense permanente en Polonia, dos destructores de la Armada más con base en Rota, España, y dos escuadrones F35 más en el Reino Unido.

Aún así, también han surgido tensiones entre los aliados de la OTAN a medida que el costo de la energía y otros bienes esenciales se ha disparado, en parte debido a la guerra y las duras sanciones occidentales contra Rusia. También hay tensiones sobre cómo terminará la guerra y qué concesiones debería hacer Ucrania, si es que hay alguna, para detener la lucha.

El dinero también podría ser un tema delicado: solo nueve de los 30 miembros de la OTAN cumplen actualmente el objetivo de la organización de gastar el 2% del producto interno bruto en defensa.

Por otro lado, por primera vez, los líderes de Japón, Australia, Corea del Sur y Nueva Zelanda asisten a la cumbre como invitados, un reflejo de la creciente importancia de la región de Asia y el Pacífico.

Stoltenberg dijo que China no era el adversario de la OTAN, pero planteaba “desafíos a nuestros valores, a nuestros intereses y a nuestra seguridad”.

Salir de la versión móvil