Biden anuncia que EE.UU. enviará a Ucrania «sistemas de cohetes y municiones más avanzados» pero sin buscar «una guerra entre la OTAN y
Rusia»

Anuncios

RT: El mandatario señaló que Washington no está «alentando ni posibilitando que Ucrania ataque más allá de sus fronteras».

El presidente de EE.UU., Joe Biden, señaló este martes que Washington continuará apoyando a Kiev en el conflicto ruso-ucraniano, que dura ya más de tres meses.

En un artículo publicado este martes en el diario The New York Times, el mandatario reitera que Estados Unidos «se ha movido rápidamente para enviar a Ucrania una cantidad significativa de armamento y municiones para que pueda luchar en el campo de batalla».

«Es por eso que he decidido que proporcionaremos a los ucranianos sistemas de cohetes y municiones más avanzados que les permitirán atacar objetivos clave con mayor precisión en el campo de batalla, en Ucrania», escribe Biden.

Continuaremos proporcionando a Ucrania armamento avanzado, incluidos misiles antitanque Javelin, misiles antiaéreos Stinger, potentes sistemas de artillería y cohetes de precisión, radares, vehículos aéreos no tripulados, helicópteros Mi-17 y municiones. También enviaremos miles de millones más en asistencia financiera

«No buscamos una guerra entre la OTAN y Rusia»

Al mismo tiempo, Biden enfatiza que ni Washington ni la OTAN no quieren convertirse en parte del conflicto ruso-ucraniano. «No buscamos una guerra entre la OTAN y Rusia. […] Mientras Estados Unidos o nuestros aliados no sean atacados, no participaremos directamente en este conflicto. […] No alentamos ni permitimos que Ucrania ataque más allá de sus fronteras. No queremos prolongar la guerra solo para infligir dolor a Rusia», afirma el mandatario.

En cuanto a las preocupaciones por las armas nucleares de Moscú, el presidente estadounidense reconoce que actualmente Washington no ve indicios de que tenga la intención de usarlas en Ucrania, aunque advierte de «graves consecuencias» en el caso de su eventual utilización.

En el plano de la política internacional más amplia, Biden promete cooperar con los aliados y socios sobre las sanciones antirrusas —»las más duras jamás impuestas contra una gran economía»— y «la crisis alimentaria mundial, que la agresión de Rusia está empeorando». Asimismo, promete «reducir la dependencia» de los aliados europeos de EE.UU. de los combustibles fósiles rusos y «acelerar nuestra transición hacia un futuro de energía limpia».

El fin del apoyo militar a Kiev consiste en la mejora de sus posiciones en la mesa de eventuales conversaciones, indica Biden, y reitera que no va a presionar al Gobierno ucraniano para que haga concesiones territoriales.

Un día antes, Biden afirmó que EE.UU. no enviará a Ucrania sistemas de cohetes que puedan alcanzar a Rusia. Previamente, los funcionarios ucranianos habían pedido un sistema de mayor alcance, denominado Sistema de Cohetes de Lanzamiento Múltiple, o MLRS. Su alcance generalmente se extiende de 30 a 80 kilómetros y los proyectiles más avanzados pueden llegar a más de 160 kilómetros.

Salir de la versión móvil