Gobernadora de NY otorga perdón a siete inmigrantes dominicanos, evitando su deportación a RD

Fuente Dl

La gobernadora de Nueva York Kathy Hochul concedió el pasado 24 de diciembre el perdón a 10 inmigrantes, siete de ellos dominicanos, librándolos de ser deportados hacia la República Dominicana, y permanecer junto a sus familias en EEUU.

Hochul indicó que las personas seleccionadas para recibir el indulto demostraron su compromiso de mejorar sus comunidades y a ellas mismas, y fueron cuidadosamente seleccionadas después de un exhaustivo proceso de revisión.

Algunos de los delitos por los que fueron condenados y por los que han sido perdonados son: robo, posesión de armas y sustancias ilícitas, y otros tipos de crímenes de segundo y tercer grado. No obstante, la gobernadora ha asegurado que cada uno de ellos han luchado durante años por reformarse. 

Los dominicanos perdonados no se encuentran en condición de indocumentados, pero por el hecho de no tener ciudadanía americana, los delitos cometidos los condenan a la deportación. 

“Nadie debe ser definido por su peor error, y estas personas han trabajado incansablemente para expiar el suyo”, dijo Hochul.

En el caso de los dominicanos, uno de ellos ha recibido la noticia como un verdadero regalo de navidad. Se trata de Orlando Fernández Taveras, el único de los perdonados que actualmente no se encuentra en EEUU, pero que dentro de poco ya podrá retornar. 

Fernández fue deportado a República Dominicana en el año 2014, y desde entonces su esposa e hija también se mudaron con él al país. 

El dominicano llegó a la ciudad de Nueva York cuando apenas tenía un año de edad, sin embargo, desde su retorno a la tierra que le vio nacer, se ha preocupado por enmendar sus errores y servir a la sociedad. 

La deportación de Orlando se desencadenó debido a dos delitos menores en 2006 por un robo menor que involucraron un paquete de baterías y un paquete de navajas de afeitar, y desde el 2009, cuando fue enviado a una prisión del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), ha estado luchando por detener su deportación. 

La gobernadora también anunció una revisión del proceso de clemencia para aumentar la transparencia y mejorar el proceso de revisión. 

En primer lugar, Hochul se comprometió a dedicar recursos de personal adicionales a la revisión de las solicitudes a fin de poder otorgar el indulto de manera continua durante todo el año, en lugar de otorgarlo una sola vez. Los recursos adicionales ayudarán a garantizar que este proceso continuo pueda ocurrir de manera significativa y que cada aplicación pueda recibir la atención completa y oportuna que merece.

Los dominicanos perdonados fueron los siguientes:

  • Ana Sanchez Ventura (64 años): Ha vivido una vida libre de delitos durante 19 años y es miembro activo de su comunidad local, incluido un centro local para personas mayores, donde ha organizado viajes y ayudó a coser y donar cientos de máscaras durante la pandemia de COVID-19. La Sra. Sánchez tiene tres hijos y varios nietos, y ha vivido en los Estados Unidos por más de 45 años. Fue declarada culpable de Tentativa de Posesión Criminal de una Sustancia Controlada en Tercer Grado en 2002. El indulto la ayudará a permanecer aquí con su familia y comunidad.
  • Juan Viñas (56 años): Ha vivido una vida libre de delitos durante 30 años y ha tenido un empleo remunerado en una empresa de gestión de garajes en la ciudad de Nueva York por 25 años. Ha vivido en los Estados Unidos durante más de 40 años, está casado con una ciudadana estadounidense y es padre de cinco hijos también ciudadanos, uno de los cuales es un veterano del ejército de EEUU. Fue declarado culpable de dos cargos de facilitación criminal en segundo grado en 1991. El indulto ayudará al Sr. Viñas a obtener una tarjeta verde para que pueda permanecer en los Estados Unidos con su familia.
  • Faustino Reyes (60 años): Ha estado libre de delitos durante nueve años, ha vivido en los Estados Unidos durante más de 35 años, y ha estado casado con una ciudadana estadounidense durante más de tres décadas. El Sr. Reyes fue declarado culpable de venta criminal de una sustancia controlada en tercer grado en 2012. El indulto ayudará a garantizar que Reyes pueda permanecer en los Estados Unidos con su esposa y viajar con seguridad fuera del país para visitar a su familia en el extranjero sin temor a ser reingreso denegado.
  • Francisco Vargas (53 años): Ha vivido una vida libre de delitos durante 18 años. Vargas ha mantenido su empleo como asistente de estacionamiento y es un miembro activo de su iglesia local. Vive en Estados Unidos desde hace más de 35 años. Fue declarado culpable de Intento de Venta Criminal de una Sustancia Controlada en Tercer Grado e Intento de ofrecer un “instrumento falso para presentar” en segundo grado. El indulto ayudará al Sr. Vargas a buscar la ciudadanía estadounidense y permanecer en los Estados Unidos con sus otros familiares ciudadanos estadounidenses, incluidos sus hijos, pareja, madre y hermanos.
  • Orlando Fernández Taveras (46 años): Ha vivido libre de delitos durante 12 años. El Sr. Fernández Taveras llegó a los Estados Unidos cuando tenía aproximadamente un año de edad, y vivió aquí por más de 30 años antes de ser deportado en 2014 debido a sus condenas. Está casado con una ciudadana estadounidense y tiene una hija ciudadano estadounidense, quienes se fueron del país con él para mantener unida a la familia luego de su deportación. Fue declarado culpable de hurto menor, intento de hurto menor, posesión criminal de propiedad robada en quinto grado, posesión criminal de una sustancia controlada en séptimo grado, traspaso criminal en tercer grado, intento de resistirse al arresto, traspaso ilegal y uso no autorizado de un vehículo en tercer grado entre 1998 y 2008. El indulto ayudará al Sr. Fernández Taveras a regresar a los Estados Unidos con su familia, donde se reincorporarían a una gran red de familiares ciudadanos estadounidenses y residentes legales permanentes.
  • Hanley Gómez (41 años): Ha estado libre de delitos durante siete años. El Sr. Gómez ha vivido en los Estados Unidos desde que tenía ocho años y actualmente trabaja para una empresa de entrega de comidas con sede en la ciudad de Nueva York. También es voluntario en una despensa de alimentos local. El Sr. Gómez también es el principal cuidador y proveedor de su hijo de 10 años. Fue declarado culpable de posesión criminal de una sustancia controlada en séptimo grado, resistencia al arresto, DWAI e intento de travesura criminal entre 1998 y 2011. El indulto ayudará a garantizar que el Sr. Gómez pueda permanecer en los Estados Unidos con su hijo y su familia extendida.
  • Juan Suazo (54 años): Ha vivido una vida libre de delitos durante 34 años. Suazo es un miembro activo de su iglesia local y trabaja como carpintero en una empresa de impermeabilización y techado. Está casado con una ciudadana estadounidense, tiene dos hijos ciudadanos estadounidenses y ha vivido en el país desde 1984. Fue declarado culpable de posesión criminal de una sustancia controlada en quinto grado en 1986. El indulto lo ayudará a obtener una tarjeta verde y permanecer en los Estados Unidos con su familia.

La gobernadora también conmutó la condena de 100 años de prisión del inmigrante de origen jamaiquino Roger Cole de 55 años.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s